Punción Seca

El estilo de vida sedentario y las continuas agresiones que sufre el sistema músculo-esquelético fruto de la actividad laboral conlleva en la persona la aparición de diferentes dolores de origen articular y/o miofascial. Una de las principales causas de estas algias es la aparición de puntos gatillo miofasciales responsables, la mayoría de las ocasiones, de dolores profundos e intensos que sufren los pacientes.

El uso de las técnicas de punción seca en estas patologías ha demostrado ser un tratamiento eficaz que mejora la calidad de vida del paciente y reduce los tiempos de convalecencia.

La Punción Seca es una técnica semi-invasiva que utiliza la punción con agujas para el tratamiento de la afección músculo-esquelética conocida como Punto Gatillo. La aguja se introcuce sobre el punto gatillo buscando su presión y su contracción para que el punto gatillo deje de liberar acetilcolina, y así deje de producir dolor. La utilidad de esta técnica es ayudar a curar procesos inflamatorios y contracturas del sistema muscular. A través de esta técnica se consigue que la fascia pierda la tensión y tome su longitud normal. También se utiliza sobre contracturas musculares, mediante una lesión minúscula en las fibras que favorece su normalización.

El tejido miofascial, es una capa fina de tejido conectivo continuo, que a modo de buzo, rodea al cuerpo. Se dice que es el tejido que lo une y separa todo, en tanto y cuanto no presenta rodeando estructuras musculares, vísceras y huesos, pero también se incrusta en estas estructuras. Pero este tejido es muy dado a las adherencias, con mucha facilidad crea retracciones que suponen una alteración de su estado normal.

Es una técnica muy efectiva, que bien usada, puede dar resultados muy notables; sobre todo si se combina con otras técnicas de fisioterapia, como el masaje o el vendaje neuromuscular.

Si deseas solicitar asesoramiento y concertar una cita, contacta con nosotros pinchando aquí.Diapositiva1

Anuncios